“El acceso al aborto mejora la capacidad de las mujeres de actuar en la esfera económica”
febrero 13, 2018
Con la consigna “Voy a favor” empiezan jornada de firmas para despenalizar el aborto
febrero 22, 2018

Lanzan campaña “Voy a favor” por las tres causales del aborto

Por: Darielys Quezada
Noticia tomada de: http://www.elcaribe.com.do
Lee la noticia original aquí

Con el lanzamiento de la campaña “Voy a favor”, diferentes organizaciones, gremios y ciudadanos independientes de diferentes puntos del país iniciaron ayer una jornada de recolecta de firmas con las que buscan que el aborto sea despenalizado en sus tres causales.

La Colectiva Mujer y Salud y la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres expresaron, una vez más, su rechazo a que el aborto sea penalizado cuando la vida de la madre corre peligro, cuando el embarazo sea inviable o que este sea fruto de una violación o incesto, por lo que en ese sentido solicitaron la aprobación de un proyecto de Código Penal que no sancione en ninguno de esos casos.

Las organizaciones invitaron a toda la ciudadanía a firmar dicha petición en los puestos distribuidos en todo el país o a través de su portal web voyafavor.org.

Durante el lanzamiento, diversas mujeres se manifestaron en representación de sus agrupaciones, y con breves discursos explicaron las razones por las que consideran que los legisladores deben considerar su propuesta.

 Entre las personas que se encontraban ayer en la actividad estaba la señora Rosa Hernández, madre de la adolescente Rosaura Almonte, mejor conocida como Esperancita. La jovencita de 16 años falleció en el 2012, tenía leucemia y la enfermedad le fue diagnosticada cuando tenía un mes de embarazo. Su progenitora aseguró que la muerte de su hija se produjo cuando los médicos sobrepusieron la vida del bebé que llevaba en su vientre por la de su hija y dejaron a un lado el tratamiento para tratar su embarazo.

“¿Los médicos saben lo que hicieron? Como ese Código Penal estaba ahí ellos se enfocaron en ese embarazo de un mes y mi hija tenía dieciséis años y para ellos mi hija no valía nada porque lo dieron a demostrar desde que llegó ahí”, dijo Hernández.