ONU insta a República Dominicana a despenalizar el aborto
febrero 13, 2018
Anabel Sanz: ‘Si las mujeres nos paramos, se para el mundo’
febrero 13, 2018

“Aborto legal y seguro” de Mario Sebastiani: la urgencia de un derecho

Fuente: laprimerapiedra.com.ar

Aborto legal y seguro (Paidós, 2017), de Mario Sebastiani, ofrece un panorama completo y exhaustivo de las circunstancias que rodean a la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina y en varias partes del mundo. Con una investigación detallada que se remonta a la Antigüedad, desmonta los lugares comunes que estigmatizan al aborto e impiden que sea concebido como un derecho sexual y reproductivo de las mujeres. 


En Argentina, se estima que alrededor de 500 mil mujeres abortan cada año, de las cuales 70 mil son hospitalizadas por complicaciones: en el último año, se calcula que murieron 150. La clandestinidad hace que sea difícil contabilizar cifras exactas, sin embargo estas estadísticas permiten dar cuenta de la magnitud del problema. La interrupción voluntaria del embarazo es una realidad que alcanza a las mujeres de todas las clases sociales, pero son las más desfavorecidas las que arriesgan su vida con procedimientos que carecen de las condiciones básicas de higiene y salubridad.

 “Mi denuncia es hacia los políticos y legisladores que se dejan guionar y que con sus palabras y actitudes criminalizan la salud y la dignidad de las mujeres”, afirma Mario Sebastiani en la introducción.

Aborto legal y seguro (Paidós, 2017), del médico obstetra Mario Sebastiani, realiza un itinerario detallado a través de los distintos factores que rodean a una práctica estigmatizada en el país y el resto del mundo, exponiendo las razones por las cuales es necesaria su legalización. Un libro de denuncia en el que reafirma, con evidencia médica e histórica, que el aborto es un derecho sexual y reproductivo que debe ser garantizado por el Estado. “Mi denuncia es hacia los políticos y legisladores que se dejan guionar y que con sus palabras y actitudes criminalizan la salud y la dignidad de las mujeres”, afirma en la introducción.

Fue durante los inicios de su carrera como practicante, cuando Sebastiani tuvo su primer contacto con el aborto: una mujer que llegó al hospital agonizante luego de haber intentado interrumpir su embarazo con una sonda. “Ese día, ante la muerte de la joven me quedé con un conocimiento pragmático. Si el aborto es legal, no existen prácticamente ni complicaciones para la salud ni para la vida de las mujeres“, relata. A partir de ahí, el autor hace un recorrido por un camino de aprendizaje en el que conoce las relaciones complejas que se entablan alrededor del aborto, ya sea entre las mujeres, que deben acudir a un circuito clandestino con miedo a la criminalización, y entre los médicos, discriminados por instituciones y colegas en caso de reconocer estar a favor de la práctica. “Por cierto, no se ve de otra manera al aborto que como una condena y un asesinato“, explica Sebastiani.



Pero además, el lector se encuentra con una enriquecedora investigación acerca de las circunstancias que influyeron en el aborto a través de la historia, ofreciendo un panorama sobre una práctica que comprueba estar presente desde la Antigüedad, más allá de las distintas visiones que se configuraron a su alrededor y que mutaron con el paso del tiempo. El fuerte peso de la religión, en particular de la Iglesia Católica, la concepción del feto por parte del Estado como un “bien social” y futuro individuo productivo para el sistema, son algunas de las aristas que Sebastiani indaga, para adentrarse luego en el rol que la mujer posee durante su propio embarazo, parto y puerperio. “La mujer siempre estuvo en un segundo plano, ya que sus derechos permanecieron invariablemente subordinados a los del feto o embrión“, dice al respecto.

Atravesando el contexto jurídico, médico, político y religioso, desmitifica los lugares comunes instalados en la sociedad, expone los obstáculos que ponen en riesgo la vida de la mujer y la construcción cultural que los sustenta.

Con datos concretos, el autor plantea el escenario real del aborto, oculto y silenciado por quienes aún siguen considerando el tema un tabú, en lugar de una cuestión de salud pública. Atravesando el contexto jurídico, médico, político y religioso, desmitifica los lugares comunes instalados en la sociedad, expone los obstáculos que ponen en riesgo la vida de la mujer y la construcción cultural que los sustenta. Así, afirma: “Todas estas situaciones nos llevan a pensar que una parte de la sociedad que se desvive por considerar al embrión como una persona no tiene escrúpulos a la hora de tratar a la mujer como una cosa“.

De este modo, una lectura de este libro permitirá acceder a la información exhaustiva que respalda los fundamentos de un derecho reclamado desde décadas, y descubrir la cara de la profunda desigualdad que afecta a las mujeres. Como bien explica, Sebastiani, el aborto es una práctica que existe, independientemente de su facilidad o dificultad, pero la legalización es un paso urgente para garantizar la salud y una cuestión de género oscurecida por mandatos machistas.